5 estrategias low cost para desarrollar tus competencias profesionales

0
936
desarrollar competencias profesionales

¿Quieres ser un buen profesional? En este punto ya has averiguado las competencias profesionales que necesitas para conseguir tu objetivo. ¿Y ahora? Pues ahora te toca ser eficiente: hay que adquirir esas competencias con el menor esfuerzo posible y de la forma más económica.

Afortunadamente tienes disponibles opciones y apoyo para conseguirlo. Aquí tienes 5 estrategias por donde empezar:

1.- Saca partido de Internet

El mundo online te ofrece cientos de cursos y materiales gratuitos (o disponibles por menos de 100 euros). En sitios como Miriadax, Coursera, Udemy tienes acceso a cursos de gran calidad. También puedes acceder a nuestra plataforma Empleable.info. Sin embargo, el reto está en saber elegir bien. A veces no es fácil discernir entre qué formación merece la pena y cuál no. No siempre el que se vende mejor es la formación de más calidad. Además, el mundo online requiere de una gran autodisciplina y tener muy claro qué quieres aprender. Si este es tu caso no dudes en lanzarte.

Visita también webs con recursos interesantes, como Empleable 😉 Identifica tus fuentes, selecciónalas bien y no dejes de volver a ellas de vez en cuando para acceder a las novedades. La mayoría te dan la opción de registrarte en la newsletter para recibir las novedades directamente en tu email. No dejes de hacerlo.

2.- Haz un voluntariado o prácticas en un proyecto interesante

No hay nada mejor para aprender competencias profesionales que coger experiencia directa en el campo. Si necesitas aprender a trabajar en equipo, nada como incluirse en un grupo de voluntariado de una ONG. Si necesitas aprender competencias relacionadas con la venta, unas prácticas en una empresa comercial o un call center puede ser una buena oportunidad. Si quieres hacer un cambio de sector, esta puede ser la manera de ir metiendo cabeza. No esperes que nadie te de una oportunidad en proyectos interesantes si no tienes algo de experiencia previa. El voluntariado es una manera perfecta de adquirir competencias profesionales minimizando el riesgo. Además, siempre puedes encontrar una actividad que se ajuste a tu disponibilidad horaria.

3.- Comienza un proyecto

Cada día se valoran más las competencias profesionales relacionadas con el emprendimiento, incluso si emprender es algo que no es de tu interés. La actitud emprendedora es básica en nuestro tiempo. ¿Cómo se adquiere? Fácil, haciendo. Emprender es hacer así que, escoge un tema que te interese y adelante. Puedes empezar un proyecto para recaudar fondos para una ONG; o para mejorar las actividades disponibles en el colegio de tus hijos; o uno para sensibilizar sobre una temática que te interese. Tal vez incluso puedes empezar a vender los collares que haces como hobby y normalmente regalas. Lo importante es comenzar e ir aprendiendo por el camino. Dirígete siempre a los múltiples puntos de apoyo que hay para emprendedores. Serán un buen recurso para aprender. Eso sí, hay unos mejores que otros. Infórmate bien para que no te hagan perder el tiempo.

4.- Consigue un mentor

Busca a alguien que sepa sobre el sector o actividad que te gustaría desarrollar. Que conozca y haya realizado previamente el recorrido al que te enfrentas. Que haya desarrollado las competencias profesionales que buscas. Con él podrás desarrollar competencias específicas, compartir estrategias y conocimientos que te serán clave para tu desarrollo profesional. Hazlo incluso si tienes que pagarle, no hay mejor inversión que esta. Te lo digo por experiencia.

5.- Si trabajas, pide formación contínua

Si estás trabajando, habla con tu empresa sobre tus necesidades y solicitales que te ayuden a seguir creciendo. Las empresas tienen que destinar por ley ciertos recursos a la formación continua de sus trabajadores. Además, si tu empresa tiene un tamaño considerable, probablemente tenga más oportunidades de las que creas. No dejes de preguntar e informarte bien. Quien no pide no recibe.

Dejar respuesta